Confianza – Efraín Huerta

Entro sin llamar en la casa
Del espía y del héroe mercenario
En la alcoba de la prostituta
Y del poeta homicidamente célebre.
Nunca me anuncio en la mansión
Del emperador del Reino Idiota
Ni en el Palacio de los Rencorosos.
Pero una noche de verano
Una histérica coronada de capullos
Me dio con la puerta en las narices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.