Archivo de la categoría: Poesía Ecuatoriana

El Jardín de los sentidos – Julio Pazos Barrera

Los sentidos se abren como un estallido de halcones.

Te rodean mis ojos.
Oprimes el aire y es mi tacto.

Encuentras el aroma de la selva,
animalejo que salta del cedro,
y soy,
soy el aire.

Cuando a tu lengua llega la yema del babaco
y tus pupilas se colman de colibríes,
estoy, me libero en cada gota,
me entrego en cada cristal de almíbar.

Soy en tu oído el sonido del tiempo
que descansa cuando todo se extravía en la bruma.

Disolución – Fernando Cazón Vera

me disuelvo esta vez me desintegro
me evaporo
                      de pronto me aniquilo
el placer de partir me da en el hueso
me deshago de mi como si nada
desato nudos o desclavo
                                             quiebro
el vaso donde guardo tempestades.

La que se fue – Ana Cecilia Blum

Camina en otras calles.
Sucumbe en otra lengua.

Lejos de su casa,
escoltada por el anonimato,
con la alforja vacía de país y herencia
asiste
al velatorio del espejismo.

Entre los monumentos de la muerte
ha olvidado:
de qué savia está hecha su sangre,
de qué oficio se yerguen sus huesos.

No quiso retornar cuando pudo,
es tarde
para alcanzar las carabelas.

Lo que dejó
se lo comió el apetito de la ausencia.

Volver al mismo mar
es volver al desencuentro.

Volver al mismo mar
es volver a otro mar.

Usted – Ana María Iza

Usted
cabeza sin cabeza
idea descabellada
imprudencia de mis imprudencias
raíz de mis sonrisas

juguete de cristal
junto al martillo

Cosas
qué sólo a mí me suceden
y en las películas
“África Mía”

Hombre invisible
de palabras y gestos invisibles:
cómo me dueles
cruzas
con tus grifos abiertos
por mi sed sin sentido