Desde el fondo del cielo – Elena Medel

En el interior del automóvil
ella imagina nubes, semáforos, zapatos.
La luna —hoy color afluente— guiña sus cráteres,
entrecerrando su luz.
Junto a ella, él piensa en regalarle
el corazón de un oso de peluche,
brillante como una vela derrumbándose.
Y eso les recuerda
el calor de las gominolas en su bolsillo,
ya descalzos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.