Canto a los senos – Ildefonso Pereda Valdés

Los senos tienen el temblor
de la rosa y de la azucena.
Senos, nidos de las manos,
antenas de las caricias.

¡Bíblicos senos que cantó Salomón
en el Cantar de los cantares!
Globos de leche pura.
¡Rosa de los recién nacidos!
¡Rebaño de voluptuosidades!

¡Senos! ¡Senos!
Sonrosadas cúpulas,
irisadas gemas…
Lunas dormidas
bajo la luz atenuada del corpiño.

¡Frutas colgantes!
Frutas que incitan a la rapiña
a las manos traicioneras.

¡Oh, los pobres senos de las prostitutas
caídos como los nidos del boyero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .