A una mujer esdrújula – Juan Carlos Gómez

Eres un tósigo
mujer narcótica.
¡La furia erótica
siento por ti!
Yo soy un lúgubre
joven romántico,
con un Atlántico
dentro de mí.

Piedad al náufrago
mujer esdrújula,
sé tú la brújula
de mi vivir.
Mira esos túmulos
del orden jónico . . .
Serán un tónico
para sufrir.

No me creas frígido
porque esté apático,
soy poco táctico
doncel de amor.
Siento en mi cóncavo
pecho volcánico,
fuego satánico,
devorador.

Soy un idólatra
de tu aire anónimo,
de amor sinónimo,
nuncio de bien:
Dale ¡ay! un ósculo
dueño beatífico
y el mundo horrífico
será un edén.

Si no a un sarcófago
me eclipso rápido,
su pecho lápido
me cubrirá.
O en un patíbulo,
por más patético
mi amor frenético
terminará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .